meditación guiada - atención corporal

 

Nuestro cuerpo es un inmenso arcoíris de sensaciones. Pero su lenguaje es tan sutil y a veces estamos tan emocionalmente sordos, que no somos capaces de percibirlo. Nos habla a través de la temperatura, de la tensión, del tacto, del movimiento… A menudo lo miramos como algo funcional, nos centramos en su cuidado estético e higiénico. Nos preocupa el estrés, el no realizar ejercicio, no ingerir sustancias perjudiciales… pero no somos conscientes de los mensajes más profundos inscritos en su memoria. Ahora bien, mediante la meditación guiada podemos empezar a escucharlo.

El cuerpo tiene memoria. Es decir, contiene información a un nivel profundo. Y cuando nos da por ignorarlo, nos reclama a gritos con síntomas de enfermedad, cansancio crónico, depresión, ansiedad, adicciones… Aprender el idioma de nuestro cuerpo, habitarlo conscientemente, es el camino para alcanzar una vida más saludable. La práctica Mindfulness es una herramienta muy positiva para entrenar la atención al cuerpo, a sus sensaciones y a cómo el pensamiento y las emociones se expresan en él. Todo ello forma parte de nuestra existencia. Una buena conexión con nuestro yo tangible nos va a permitir estar más centrados, presentes.

 

¿Estamos en babia?

Cuantas veces a lo largo del día reaccionamos ante distintas situaciones de manera automática, como si estuviéramos programados para ello. En parte es así, todos tenemos patrones de reacción, automatismos que ante un estímulo nos llevan a responder sin darnos cuenta. Memoria psicofísica puesta en acción inconscientemente. Pero si soy capaz de reconocer la acción en mi cuerpo, si la siento, la atiendo y la acojo, estoy abriendo una vía para poder liberar ese patrón.

¿Esto es importante? Pues básicamente es la diferencia entre “estar en babia” o estar presente y no perderse la vida, que solo sucede en el ahora. Para poder “volver de babia” necesitamos tener bien entrenado el “músculo” de la atención. Y para ESTAR (con mayúsculas) en el cuerpo, todo aquello que captan los cinco sentidos nos sirve de conexión: sonidos, tacto, olores, sabores e imágenes a modo de contemplación. Pregúntate: “¿Cómo siento esta sensación”?, “¿de qué está hecha esta sensación”?

Es imposible sentir serenidad si estamos en tensión. Si desde niños hubiéramos aprendido a estar más conectados con nuestro cuerpo, hoy seríamos adultos mucho menos tensos, ¿no os parece? Las decisiones que hemos ido tomando a lo largo de nuestra vida nos han traído hasta aquí. Pues os aseguro que las decisiones se sienten en el cuerpo. ¿No os ha pasado alguna vez que debéis tomar una decisión importante, reflexionar sobre los pros y contras, obtener más de estos últimos, y aún y todo sentir profundamente que tu cuerpo te dice adelante? Cuando me ha sucedido, he acertado. La intuición, las corazonadas tan ciertas como son, se sienten en el cuerpo.

Una de las meditaciones guiadas que más suelo incorporar a mis sesiones Mindfulness sirve para estimular nuestra consciencia corporal. La llamamos escáner corporal. Os invito a seguir este podcast de unos veinte minutos y ponerlo en práctica. Está pensado tanto para principiantes como para personas con ciertos conocimientos. Espero que lo disfrutéis.

 

2 comentarios en “Escucha a tu cuerpo a través de la meditación guiada

  1. Hola escuche el escaner corporal y lo estoy practicando. Tengo dificultades para sincronizar mente y cuerpo. No experimento sensaciones cuando llevo la atencion a alguna parte del cuerpo.

    1. Hola Jose. Es normal no sentir alguna parte del cuerpo al realizar el escáner. Continúa realizándolo y cuando llegues a esas zonas simplemente te das cuenta de la falta de sensaciones con mucho cariño. Es posible que con el tiempo llegues a sentir en esas zonas. Ánimo!!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *