Taller de constelaciones familiares

Constelaciones familiares. Suena extraño, ¿verdad? Sin embargo, nada tiene que ver con cuestiones astrológicas. Fue el pedagogo y filósofo alemán Bert Hellinger quien denominó así a un tipo de terapia familiar basada en la disposición espacial de los miembros de una familia como una constelación para observar las relaciones que existen entre ellos.

Esta modalidad de coaching sistémico -que cobra fuerza en el ámbito de la empresa- se enfoca al desarrollo personal y la mejora de aspectos tan importantes en nuestra vida como las relaciones familiares, de pareja, el entorno laboral o la salud. Se basa en el pensamiento de que la herramienta más valiosa que posees ante la vida es tu actitud. Vivir el presente, aceptarlo como es, porque hay situaciones como un despido, una enfermedad o una separación, que no puedes controlar. La rendición a la vida y el agradecimiento -aun en las dificultades- son las fuerzas de cambio más poderosas que existen.

Abrimos las puertas de nuestro Espacio Mindfulness para un taller vivencial de Constelaciones Familiares de la mano de Clotilde Caro Herrera, con la que hemos organizado una sesión de día completo el próximo sábado 15 de diciembre. Licenciada en filología francesa por la UPV, es profesora de enseñanza secundaria. Formada en Pedagogía Sistémica por la CUDEC de México, es especialista en esta materia por el Instituto de Constelaciones Familiares Brigitte Champetier de Ribes.

 

 

Emociones no resueltas

La Constelación Familiar no es una terapia hablada ni tiene un efecto inmediato. Es un proceso que consigue hacer visibles y desenredar nudos inconscientes que no somos capaces de detectar. ¿Qué es lo que se constela en el taller? Cada participante constelará aquella faceta de su vida que le está restando: un problema de salud, una situación dura en el entorno laboral, el duelo ante una pérdida, la incomunicación con los hijos, la necesidad de un cambio…

Por la mañana, Clotilde expondrá una breve parte teórica en la que hablaremos sobre las emociones no resueltas que hemos heredado de nuestros progenitores. Muchas de ellas tienen que ver con el sentimiento de exclusión, el dolor no percibido de una víctima, la culpa no asumida o la tristeza del duelo. En este sentido, realizaremos ejercicios sistémicos en pareja o pequeños grupos. Por la tarde, cada participante podrá constelar su propio tema, partiendo de las sensaciones físicas y de las emociones para conectar con la parte más profunda e inconsciente.

Trabajaremos cuatro ejes importantes para alcanzar nuestro bienestar:

  •  Asentir a nuestra vida tal y como es, dejando a un lado el victimismo y la queja constante.
  • Encontrar nuestro lugar en la familia y en el resto de sistemas a los que pertenecemos.
  • Sentirnos incluidos e incluir cada vez a más personas en nuestra vida.
  • Hacernos conscientes de nuestra responsabilidad en la relación con los demás. ¿Qué damos y qué recibimos?

A partir de aquí, ¿cuál es el camino? ASENTIR, AGRADECER Y SOLTAR LASTRES.

Tienes una gran oportunidad para avanzar en tu desarrollo personal a través de las Constelaciones Familiares. Una experiencia de transformación personal que hay que vivir. ¡Pídenos información!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *